¡Crea tu propia sociedad! Conoce los requisitos para una sociedad anónima

En la mente de muchos seres humanos está el deseo o meta de independizarse, emprender su propio negocio, tener una mejor calidad de vida y asegurar su futuro.

En México existen una variedad de alternativas para invertir y también diferentes requisitos para que ese proyecto de vida se concrete. Es por ello que conocerás cuáles son los requisitos básicos para crear tu propia sociedad anónima.

sociedad a

¿Qué es una sociedad anónima?

Es una forma de organización entre dos o más socios utilizada en pequeñas, medianas y grandes compañías. El capital se encuentra dividido en acciones que son representadas en participación de cada socio a través del capital de la empresa.

La responsabilidad de cada asociado se proporciona según el capital que haya invertido, y es por eso que el nivel de seguridad financiero de una sociedad anónima es bastante elevado.

En el país, la sociedad anónima está legalizada por la Ley General de Sociedades Mercantiles, está difundida por el diario oficial de México. Este tipo de sociedades a partes de estar designadas por su variación de capital neto y por el sistema, por tal motivo dicha asociaciones por lo general deben ser reconocidas como SA de CV lo que quiere decir “Sociedad Anónima de Capital Variable”

 ¿Cómo funciona una sociedad anónima?

 Una sociedad anónima es los motivos más utilizados para constituir una empresa, donde no existe límite de socios, en tal caso, la razón social de la empresa deberá tener las siglas S.A.

Los socios de la empresa deberán trabajar por medio de acciones, estas se diferencian por el valor representativo y por las prioridades que estas deban tener. Deben recibir por lo menos un dividendo mínimo, los socios responden ante el dinero invertido al inicio.

El capital para la asociación es permitido repartirlo en acciones con un valor igual representa por un título adquirible.

 Requisitos para una sociedad anónima

 Para iniciar un negocio establecido legalmente, es importante formalizar algunas peticiones establecidas por la Legislación de Sociedades Mercantiles, esto para no incidir en anormalidades, teniendo como resultado la suspensión de la empresa.

Esto son los documentos que se necesitan para la creación de una sociedad anónima:

  • Mostrar el título social.
  • Fijar la razón social y el lugar de domicilio.
  • Permanencia de la sociedad, ésta puede ser de durabilidad ilimitada
  • Mínimo un capital de $50,000 (cincuenta mil pesos 00/100 m.n.). El cual deberá estar registrado, lo que quiere decir, que los socios acepten el acuerdo de pago, aunque no ocurra de manera inmediata, el costo neto de las acciones que expongan el patrimonio social con el que se funda la sociedad.
  • Cédula fiscal de los asociados y administrador.
  • Si se le implantara, requisito de exclusión de extranjeros o acuerdo del que hace mención el artículo 15 de la ley de inversión extranjera.
  • Documento legal de al menos dos de los socios, y cada uno de ellos deberá aprobar una acción como mínimo.
  • Identificación de quien será el administrados de la compañía y/o quienes formen la junta administrativa.
  • Información de los representantes en caso de que existan, así como el poder que se les otorguen.
  • Comprobante del lugar de la sociedad. Si todavía no existe, este puede estar a nombre de cualquiera de los asociados siempre y cuando esté al día con los requisitos fiscales.
  • Dinero en efectivo: Deberá tener por lo menos el 20% del costo de cada una de las acciones a pagar.

¿Cómo crear una sociedad anónima?

Para tramitar una sociedad anónima, hay que tomar en cuenta las siguientes distribuciones legales en México:

  • Se debe solicitar ante La secretaría de Relaciones Exteriores (SAT), un permiso para constituir una empresa como persona moral. Para esto, es preferible presentar como mínimo 5 opciones de diferentes nombres para tener la certeza de que no exista otra con el mismo nombre.
  • Una vez realizada la denominación legal, se continúa con la elaboración del acta constitutiva, en ella se disponen los aspectos fundamentales de la empresa a crear. Una vez realizado esto, se continúa con la oficialización de los documentos.
  • En el Servicio de Administración Tributaria se obtiene la cédula fiscal y la cantidad numérica de tributarios que se necesitan para los registros contables.
  • Se debe avisar al SAT y presentarse frente al Registro Público de la propiedad, tramite elaborado por un fiscal.
  • Se debe realizar la solicitud para el uso del suelo.
  • Inscribir la empresa en las diferentes entidades estatales como la Tesorería del Estado, El Instituto Mexicano del Seguro Social, Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, etc.

Varios requisitos de la empresa pueden ser diferentes, esto dependiendo de la naturaleza de la misma. Es recomendable realizar los trámites, con la asesoría de expertos en el área.

¿Cómo se divide el capital de una sociedad anónima?

El capital de la sociedad anónima se divide en acciones con montos iguales y se representa por un título que puede ser negociable. El capital de la sociedad anónima incluye tres partes:

  • Capital Autorizado: Es la cantidad de capital que al momento de crearse la empresa, los socios llegan a un acuerdo como límite máximo. Esto hace referencia a la trascendencia a futuro que tendrán los asociados.
  • Capital Suscrito: Es el capital autorizados por los asociados por el cual ellos se responsabilizan a pagar, este puede ser a contado o por plazos máximos a 1 año. Cuando el asociado pague el total del dinero suscrito, podrá suscribir otro monto del capital autorizado
  • Capital pagado: Es el capital que se debe pagar al momento de la creación de la sociedad. Este dinero debe estar al momento de la creación de la sociedad.

El accionista tendrá derecho a participar en las decisiones tomadas en juntas y además hacer uso de su derecho al voto. Recibirá una parte justa de los distintos beneficios sociales acordados por los recuentos de fin de ejercicio con fijación impuestos en el reglamento o en la ley.

El asociado tendrá el derecho de hacer trato de manera deliberada con sus acciones, siempre y cuando no se haya acordado el derecho de preferencia por parte de la sociedad o de los asociados o de los dos.

Podrán revisar los libros y papeles sociales en los 15 días previos a las juntas en donde se haga la revisión de los balances, además de recibir una parte distributiva de los activos sociales al momento de la liquidación y ya pagado el dinero dado a la sociedad.

Las reuniones de asamblea se deberán realizar al menos una vez por año, esto debe estar acordado en los reglamentos de la empresa con fecha estipulada. Se elegirá a administradores y otros ejecutivos y de esta manera acordar las instrucciones económicas de la empresa.

La asamblea se podrá realizar si existe un número mayor de asociados a la mitad más uno siempre y cuando en los documentos constitutivos sea declarado un número menor de participantes.

anonima

Ventajas de una sociedad anónima

Al momento de planificar el destino, es importante ir en búsqueda de todas las opciones que sean de gran provecho para los asociados y en solitario. Y es así que se puede ver las diferentes ventajas de crear una sociedad anónima. Estas son:

  • Es de mayor facilidad a la hora de recolectar un capital.
  • Responsabilidad con los acreedores estipulados al capital social y diferentes fondos a nombre de la empresa creada.
  • Es mucho más sencillo darle entrada a futuros socios que deseen invertir.
  • Si la sociedad ya está estable, se permite una sencilla administración de las operaciones y los bienes.
  • Logra captar la atención de futuros inversores por su aspecto de seriedad y compromiso, dando así una imagen estable de la empresa.
  • Un accionista puede poner en venta sus acciones a otro sin necesidad de deshacer la empresa, las sociedades anónimas pueden ser compradas y vendidas por accionistas sin ningún problema.
  • No es necesario que los socios tengan que responder con su patrimonio personal si por mala suerte ocurre un caso de embargue o endeudamiento, viendo sus labores limitadas a el monto de acciones que tengan frente a la sociedad anónima.
  • La empresa puede seguir su funcionamiento cuando uno de sus asociados haya fallecido.
  • Se podrán entregar acciones dependiendo de las necesidades circunstanciales de la empresa y tener diferentes cantidades por cada socio.
  • Se puede ofrecer activos como garantía de pago a la hora de pedir un crédito a largo plazo, ya que no se dificultan a la hora de solicitarlos.

Mesa

La creación de una empresa puede ser beneficiario y más si se siguen los pasos para formarla de manera bien constituida. Al momento de tomar esta decisión se debe tomar en cuenta que el dar un paso tan grande no puede ser nada fácil al inicio pero si se realiza de manera legal, siguiendo los reglamentos legales, ya todo será mucho más fácil y el deseo de independización estará a la vuelta de la esquina.

Se debe mantener siempre perseverante y enfocado en lograr el objetivo y recordar tener relaciones acordes y civiles con quien se desea entrar en sociedad.

EVALÚA ESTE ARTÍCULO


Si te ha gustado este artículo sobre Requisitos para una sociedad anónima te recomendamos los siguientes artículos relacionados: